RAFAEL ANTONIO RAMÍREZ CORTÉS


Ser padre es una gracia divina, no es para cobardes ni para hombres desobligados. El contribuir para la procreación de un nuevo ser no significa que ya eres padre, son los compromisos que aceptas; el cuidado de tus hijos, los momentos de calidad que les brindes, hacer de ellos gente de bien . Es una oportunidad para corregir tus errores a través de la buena educación  de ellos, es hacerles saber a esas pequeñas personitas desde el vientre de su madre que siempre estarás ahí, en las buenas y en las malas.

 

Dejar huella en este mundo… eso significa también para mí la paternidad. Educar no es nada fácil, pero si te conviertes en el mejor amigo de tus hijos, el amor y el respeto lograrán vencer cualquier etapa difícil o cualquier problema que surja durante su niñez y adolescencia. Intentar hasta el cansancio que ellos nunca dejen de ser niños e impulsarlos para que logren sus sueños, ya que eso los hará gente de bien, sin traumas ni complejos, para que llegado el momento, adopten la responsabilidad de crecer por sí mismos y abandonar el nido para formar una nueva descendencia familiar.

 

Actividades que comparte:

Ir al cine, escuchar música, salir de vacaciones e ir de compras

 

Hijas:

Denisse y Claudia Ramírez Santiago

 IMG-20160619-WA0030 IMG-20160619-WA0029

Anterior RICARDO JIMÉNEZ BRETÓN
Siguiente FRANCISCO CABRERA