Oaxaca merece y necesita líderes como Gabriela Pérez López


Staff Close Up
Gabriela Pérez López, Diputada local electa, siempre ha estado interesada y ocupada en el desarrollo del país, del estado, sobretodo de su natal, Tuxtepec.
Ingresó a la política muy joven, apoyando diferentes causas como la defensa de los derechos de la niñez, la cual, considera es la etapa más importante en la vida de los integrantes de una sociedad; siempre buscando sumar desde su trinchera para que a Oaxaca le vaya bien.
Se siente orgullosa de haber tenido la oportunidad de representar al Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca, impulsando créditos para jóvenes emprendedores; así mismo, apoyando con herramientas tecnológicas para de alguna forma, evitar la deserción escolar por causas de esta terrible pandemia, que ha afectado al mundo.
Colaboró como asesora en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a nivel federal, impulsando mejores condiciones para nuestro estado desde la asignación de recursos para los municipios. De igual forma estuvo laborando en el Senado de la República como secretaria técnica.

Toda una profesionista
“Me da mucho gusto compartirles que a la par, he podido realizar diversos proyectos de emprendimiento, así como mis sueños a nivel académico; cuento con una licenciatura en Economía y una maestría en Negocios, soy una convencida que la educación y preparación son la mejor de las herramintas en la construcción de acuerdos, por lo que continúo preparandome.
“He tenido la oportunidad de recorrer mi estado y escuchar las voces de nuestra gente, es impresionante ver la riqueza cultural, gastronómica, los paisajes, el talento de las manos oaxaqueñas con que se elaboran verdaderas obras de arte”.
Como mujer, joven y actor política comprometida con las causas de Oaxaca, sabe que Oaxaca merece y necesita líderes que abanderén y que inspiren a las mujeres y la juventud en general, y que participen activamente en los temas relevantes para el Estado.

Juventud decepcionada
“Hoy, vemos una juventud decepcionada de la política, hartos de no ver cambios reales y significativos, en donde la demagogia ha sido una constante entre la clase politica, contrastando entre sus discursos y la realidad en la que viven.
“Estoy segura que si comenzamos por revalorar la política para enfrentar las crisis, en lugar de denigrarla, nos dará mejores resultados, un México nuevo y distinto demanda críticas que construyan y generen nuevas perspectivas”, asegura.
Pensar en México y creer en México es indispensable, “nuestro país requiere desplegar la fuerza creativa de sus regiones, pero sobre todo pensar en México es pensar en sus mujeres, sin las cuales no habría democracia, con la mirada puesta en ellas como el motor de nuestro país, creer en la fuerza de la mujer y confiar en las nuevas generaciones, aprendiendo de sus nuevos formas y sus medios”.

El reconocimiento a miles de mujeres
Reconoce que las que hoy tienen la oportunidad de participar en cargos públicos se deben a la lucha de miles de mujeres que han sido violentadas a lo largo de muchos años. Por eso, deben responder a su trabajo con profesionalismo y dignificando de nuevo los espacios públicos.
“Desde el Congreso de Oaxaca es necesario legislar a favor de las mujeres que estudian o trabajan o inclusive realizan las dos actividades; aquellas que han tenido que casarse jóvenes, muchas son madres solteras que deben ocuparse de sus hijos y también de sus padres, otras en las comunidades indígenas que requieren oportunidades laborales, mayores ingresos económicos y asesorías legales gratuitas.

También va por la igualdad sustantiva
“La igualdad sustantiva es una meta generalizada a la que todos y todas aspiramos a llegar. Es el estado ideal de la lucha de género. Reconocer, cuestionar, analizar y erradicar la desigualdad a través de acciones integrales, incluyentes y efectivas es, además de un compromiso político asumido a nivel nacional y tratados internacionales, un acto de justicia pendiente para las mujeres por parte del Estado Mexicano”, precisa.
En este sentido, añade, impulsar y promover la participación y desarrollo de las mujeres a través de cambios culturales, sociales, legales e institucionales permitirán la desarticulación de prácticas patriarcales, violentas y discriminatorias con miras hacia la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres.
“Oaxaca y México necesitan de todas y todos, alcemos la voz, participemos activamente en la contrucción de acuerdos, démosle a las mujeres y jóvenes las oportunidades que merecen y necesitan”.