NE SUEE…EL TEXTIL VUELTO ARTE


STAFF CLOSE UPne-suee-1 ne-suee-2

 

 Pasión al arte, al diseño y sobre todo, por el trabajo que realizan las mujeres oaxaqueñas, fue lo que impulsó a Magaly Farfán a crear la marca Ne Suee, la cual ofrece accesorios femeninos únicos y con un sello oaxaqueño auténtico.

El sueño de Magaly Farfán la ha llevado a que miles de ojos conozcan y puedan apreciar la magia que generan, a través de hilos, 26 artesanas de San Reyes Nopala, perteneciente a la región chatina, donde el punto de cruz es a técnica textil por excelencia.

A tres meses de arrancar Ne Suee, Magaly Farfán estuvo presente en la Cuarta Edición del Abierto Mexicano de Diseño, realizado del 19 al 22 de octubre en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, en el que fue expuesto un textil elaborado para la ocasión.

En colaboración con un estudiante de ingeniera en diseño industrial, de la Universidad Iberoamericana, la diseñadora convocó a las bordadoras chatinas a plasmar su visión de un color dado a partir de la imagen de un nopal, símbolo de su comunidad.

“Bajo el tema de bio-inspiración, que va del concepto a la forma y tomando la naturaleza como base, se tomó la fotografía de un nopal, se realizó una degradación de color y a cada artesana se le dio un tono para que trabajara. Cada una plasmó lo que significaba ser una mujer chatina”, señaló Magaly Farfán.

Así, cada una bordó su contexto más cercano, desde animales, comida y la naturaleza en general. La medida del textil es de 1.80 metros con 80 centímetros, que durante los días del Abierto Mexicano de Diseño fue presentado y explicado por la creadora.

“Regresé con mucha motivación, la cual me permite mejorar mi trabajo. Esto es un camino, sé que esta participación es sólo un paso; vienen más para seguir escalando. Lo que más me gusta es que puedo ayudar a artesanas y trabajar con ellas es gratificante”, expuso la creadora textil.

El textil expuesto está en manos de la Universidad Iberoamericana, institución que buscará mostrarlo en otros escenarios, además de motivar otros trabajos de manera conjunta con la diseñadora.

 “La Universidad Iberoamericana se mostró satisfecha con el resultado, sobre todo porque se trabaja con un sentido social y con la intención de apoyar a las comunidades”, puntualizó Magaly Farfán.

Hasta ahora, Magaly Farfán está feliz y satisfecha con su labor, pues ha permitido que las mujeres chatinas revalores y repiensen su labor, más allá de una pieza artesanal o de uso cotidiano, ahora visualizan a sus bordados como sustento económico y con potencial para su desarrollo, individual y familiar.

Anterior GLORIA BAUTISTA CUEVAS...Fundación (GBC) Generando Bienestar Común,  trabaja en favor de la sociedad
Siguiente Dinastía Ford Oaxaca reconoce a sus colaboradores