NATY DÍAZ…. Política y madre de familia


Naty Díaz.

ES UN GRAN RETO SER MADRE Y DIPUTADA

Natividad Díaz Jiménez, es la Presidenta de la Junta de Coordinación Política (JPC) del Poder Legislativo, convirtiéndose  en la primera mujer en la historia de Oaxaca que dirige al Congreso Estatal,  además es madre de tres hijos pequeños, por lo que su carrera política ha ido a la par con su labor más importante, ser mamá.

Ella, una de las 16 legisladoras del Congreso del Estado de Oaxaca dice que en su labor política enfrenta un número indefinido de problemas, y al mismo tiempo tiene que resolver cuestiones familiares, pero dice hacerle frente gracias a la existencia de sus dos hijos e hija.

Naty Díaz asegura que el trabajo político que realiza no es nada fácil, todos los días tiene que lograr consensos y debatir con diferentes puntos de vista,  sin embargo le gusta enfrentar retos profesionales, y aunque sus enemigos la critican, sus compañeros la reconocen y espera que sus hijos algún día la admiren, a pesar de que ahora tiene que sacrificar un tiempo considerable para dedicarse de lleno a su labor legislativa.

La joven política que en tribuna ha defendido temas como incrementar las penas por violencia intrafamiliar, mayor participación de los jóvenes en procesos electorales  y que las mujeres encabecen planillas de concejales en municipios que se rigen por partidos políticos, entre otros, comenta que el llegar a casa y ver las sonrisas de sus hijos la animan y trata de darles tiempo de calidad, de convivir.

“Al cruzar la puerta me olvido de todo, mi mundo son ellos, revisamos sus tareas, si alguno está enfermo veo que tome el medicamento; sin embargo eso no es todos los días, a veces llego y ya están dormidos, pero es parte de ese sacrificio”.

Naty Díaz busca convivir con sus hijos en cada momento. Con una voz a punto de quebrarse comenta que en el trayecto a la escuela, escuchan noticiarios y su hija y su hijo van atentos para escuchar su nombre y eso les da gran alegría, “son momentos que no puedo explicar, porque veo sus ojos que se iluminan cuando escuchan que hablan de mí, esa es mi gran recompensa”, manifestó.

Sin embargo también con dolor confiesa que le dio tristeza y le sacó una lágrima la respuesta de su hija cuando le preguntó que quería ser de grande. “Yo quiero ser la mamá de una diputada para darle más tiempo, para que esté conmigo en los festivales de la escuela”.

“Es un tema que realmente te impacta, pega, te mueve. Como mamá trato de darles el tiempo que tengo disponible. Me levanto a las 5:30 para prepararles el desayuno, ponerles el uniforme y trato de bañar siempre a la nena. Lo que no puedo es ir por ellos cuando salen de la escuela y a veces tampoco puedo llevarlos, porque ese tiempo lo ocupo en prepararme para el trabajo, son cosas a las que no me acostumbro, pero adquirí una responsabilidad y un compromiso con mi distrito, y sobre todo un compromiso personal.”

Sobre la combinación de ser madre y política, dice que es especial e importante ser madre y a la vez ser una figura pública.

“Al llevar estas responsabilidades, con tres hijos, con un trabajo demandante, me doy cuenta y reconozco la enorme labor de las madres solteras, a la mujer engañada, o a la que tan valiente ha aceptado la responsabilidad de tener un hijo fruto de una violación, de verdad externo mi admiración para todas aquellas mujeres que han sacado a sus hijos adelante”.

Naty Díaz reitera que continuará en la política, demostrando su fuerza y palabra de mujer  impulsada por sus tres pilares, sus hijos.

 

Anterior Vas a festejar algo?
Siguiente Manolo Vargas