MARIANA BENITEZ Y EL PODER DE DECIDIR


Mariana Benítez

Staff Close Up/ Texto: Lisbeth Mejía/ Fotografía: Alaín Luna

Mariana Benítez Tiburcio ve en la política un eficaz medio para lograr cambios, transformar realidades que nos lastiman como la pobreza, la desigualdad o la discriminación entre hombres y mujeres.

Teniendo desde niña una vocación por la justicia y el derecho, la diputada de origen oaxaqueño inicia su vida profesional como abogada litigante, tiempo en el cual llegaría a sus manos la responsabilidad de trabajar en un caso emblemático para el Estado mexicano, pues se trataba de iniciar un juicio para combatir reformas a las leyes de radio y televisión y de telecomunicaciones que ponían en riesgo la rectoría del Estado sobre el espectro radioeléctrico. Fue en ese momento cuando Mariana decide dejar el litigio para trabajar en el Poder Legislativo y así seguir su sueño de poder trabajar en temas públicos de alcance nacional.

A partir de entonces, Mariana Benítez se involucró de lleno en reformas trascendentales para el país como son la reforma electoral de 2007, la reforma en materia de juicios orales, la histórica reforma en materia de derechos humanos, así como la reforma en materia de amparo y acciones colectivas. Su experiencia en los temas de justicia y seguridad la llevaron primero a estudiar una maestría en Derecho en Boston para luego ser nombrada en diciembre de 2012 Subprocuradora General de la República.

En 2013 la Universidad Autónoma de Nuevo León le otorgó el Premio “Flama, Vida y Mujer” por su trayectoria en el servicio público; asimismo, en ese año el Cabildo de la ciudad de Oaxaca le otorgó un premio por su trayectoria profesional.

Mariana está casada y tiene un bebé de dos años de nombre Sebastián. Si bien se considera una mujer que ha tenido la fortuna de encontrarse en el camino con personas que han confiado en su preparación y su trabajo, percibe que aún hay muchas barreras y retos por vencer en la arena política y en general en el campo laboral para las mujeres. “Todavía vivimos en una sociedad donde la mesa de las decisiones importantes está reservada para los hombres. Por eso, las mujeres que participamos en la política y tenemos la posibilidad de incidir en la toma de decisiones tenemos que trabajar doblemente para poder ir derrotando los prejuicios, las barreras y los atavismos que aún en pleno siglo XXI impiden a la mujer empoderarse, tomar decisiones, competir por una alcaldía o vivir plenamente sin violencia”, comentó.

Mariana Benítez es diputada federal por el estado de Oaxaca. Es secretaria de la Comisión de Hacienda e integra las comisiones de Puntos Constitucionales y Desarrollo Social. Actualmente integra la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Pensando en su estado natal, la diputada confía en que el gobierno de Alejandro Murat se caracterice por las reformas y la transformación económica y social que tanto hemos anhelado los oaxaqueños y oaxaqueñas. En particular, Mariana cree firmemente que se abrirá una nueva página en la historia de Oaxaca que se caracterice por un gobierno incluyente, paritario y con mucha mayor sensibilidad humana. “Las mujeres estamos listas para emprender una gran alianza que nos permita participar en la transformación de Oaxaca”.

 

Anterior Në Suëë
Siguiente NATY DÍAZ LA VOZ DE LAS MUJERES EN EL CONGRESO