Liliana Salazar Lara


Liliana Salazar Lara, a los nueve años vivió la pérdida de su padre y desde entonces su madre, Graciela Lara Palacios fue su pilar, su soporte y su ejemplo a seguir.

 

Entre las mejores enseñanzas de su madre, Liliana Salazar aprendió a no rendirse, a salir adelante por más abrumadores que parezcan los problemas o por más difícil que se torne una situación.

 

“Mi madre nunca se ha dado por vencida ante nada, siempre buscó la mejor manera para sacarnos adelante a mis hermanos y a mí. A todos nos brindó la oportunidad de estudiar profesionalmente, lo cual le agradezco y le admiro”, expresó Liliana Salazar.

 

Sin embargo, la mejor lección que le ha dado su madre, es a tener carácter, lo cual ha llevado a Liliana a dar vida a sus sueños.

 

“Con mi idea de ser soñadora y las enseñanzas de mi madre, he obtenido muchos logros profesionales, que no se dieron de la noche a la mañana, si con mucha dedicación y empeñó que me llevaron a crear mi propia fuente de empleo”, apuntó la orgullosa mamá de Fhernanda Pacheco Salazar.

 

Tal como lo fue su madre, Liliana trabaja todos los días por ofrecerle una vida plena y llena de amor a su pequeña, además de demostrarle que se puede trabajar y organizar una familia.

 

“Ser mamá es lo mejor que me ha pasado, mi Fhernandita es la luz de mi vida. Cuando escuche sus latidos en el primer ultrasonido lloré de emoción. Su sonrisa, su mirada, sus cariños me dan vida todos los días. Ella es el amor de mi vida”, así describe Liliana Salazar la experiencia de ser madre.

 

Como orgullosa creadora de la revista Close Up y el Grupo Editoria Pasaff, Liliana Salazar encuentra en su pequeña una aliada, pues desde siempre la ha acompañado en sus actividades empresariales y desea imitar a su mamá.

 

“Ser mamá es lo mejor que me ha pasado, mi Fhernandita es la luz de mi vida. Cuando escuche sus latidos en el primer ultrasonido lloré de emoción. Su sonrisa, su mirada, sus cariños me dan vida todos los días. Ella es el amor de mi vida”

Anterior Anavel Acevedo Brena
Siguiente Celebran a mamá