LENIN LÓPEZ NELIO. Vocación de servicio


Interior pagina izq al centro Se autodefine como un oaxaqueño que ama a su tierra y a su gente, que encontró en la política su vocación en la vida. Abogado de profesión, inició su incursión a la

política a muy temprana edad y recuerda con orgullo a su padre, Daniel López Nelio, como su ejemplo de lucha por las causas justas. “La política es el arte de servir a la gente y procurar el bien común. El fin obligado de un político es el servicio y su pago más gratificante es ver que las acciones inciden positivamente en la vida de los demás”.

Con 43 años de edad, Lenin López Nelio está convencido de que la preparación continua es una clave para el ejercicio del buen gobierno,  por ello, decidió estudiar una maestría en gobierno y políticas públicas; con una sonrisa,  relata que fue muy revitalizante regresar a las aulas y  obtener nuevos instrumentos técnicos y teóricos para la toma de decisiones,  ya que “gobernar es una alta responsabilidad que requiere de bases sólidas y no sólo del entusiasmo”.

Lenin, quien fue diputado local, secretario general del PRD en Oaxaca y subsecretario de planeación y desarrollo agropecuario; nos plantea su visión del ejercicio del gobierno, él considera que la experiencia es una condición básica para dar buenos resultados.  Argumenta, que llegó a esta conclusión después de haber sido legislador, dirigente partidario y funcionario público. Hoy tengo una visión más integral,  profesional y madura de la política y la función pública.

Con toda esta trayectoria, es obligado hacer la pregunta de los proyectos en puerta,ante la interrogante, Lenin da un sorbo a su café, sonríe y responde con determinación: “Preparo un proyecto para presentarlo a los ciudadanos que viven en la ciudad capital, este proyecto sintetiza las necesidades, aspiraciones y los desafíos que implican el desarrollo ordenado, sustentable, dignificante y progresista de la ciudad de Oaxaca. Estoy listo para encabezar un proyecto de esta magnitud y para mi será un honor servir a los oaxaqueños”.

Pero no todo es política para Lenin, la familia ocupa un lugar central para su vida personal, sus hijos Dalí de 22 años y Bolívar de 15, son su motor para ser mejor persona cada día ya que “la mayor felicidad que he tenido son mis hijos y representan también mi mayor compromiso. Formar dos seres humanos con valores y amor, son la misión más importante en mi vida. Quiero verlos como dos hombres libres, plenos y felices; profesionistas exitosos, de pensamiento independiente y autonomía en sus decisiones”.

“He aprendido que el éxito es producto del trabajo, esfuerzo, constancia, disciplina y determinación y llevo estos valores a cada aspecto de mi vida. Esto lo aprendí asumiendo cuando me establecí y logré mis retos deportivos”, nos comparte Lenin, quien además de ser un actor político y padre de familia, es un deportista apasionado.

Y nos adelanta que este año correrá los 42 kilómetros de un maratón y nuevamente competirá en el triatlón de Huatulco, con el nuevo reto de hacerlo en la categoría olímpica.

Concluye la entrevista con una gran sonrisa, nos estrecha la mano y suelta una frase que lo identifica: El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión.

Ésta es la primera historia
Siguiente CLOSE UP , celebra su quinto aniversario