Karla Isla


NUEVAS OPORTUNIDADES DE LA MUJER EN EL SECTOR TURISMO

El turismo es la segunda actividad económica en nuestro país, con un aproximado de 4 millones de empleos directos en el sector y como siempre la regla del 1.5 de indirectos, tenemos 6 millones de indirectos; Sumando un total de 10 millones aproximados en nuestra industria. Siendo 120 millones de mexicanos, el 8.3 % nos dedicamos al sector Turístico.

La estadística pronostica 1 punto de crecimiento anual por año, por lo que para el 2025 estamos hablando de un aproximado del 15% de la población se dedicará al turismo en México.

Gracias a los avances tecnológicos, a las redes de comunicación, al tipo de cambio, y el más importante, la incursión de las mujeres en la vida laboral hemos tenido un incremento en el desarrollo social, con una amplia gama de posibilidades laborales en el turismo, mejorando un poco  las condiciones económicas, culturales y humanas del país.

Hoy las mujeres se desempeñan como madres trabajadoras, jefes de familia y amas de casa; el tema que el hombre sea el principal portador de dinero a la economía familiar ha quedado atrás y la situación económica del mundo ha provocado que se necesite de dos sueldos para poder mantener a toda la familia.

Afortunadamente gracias a esto la mujer y la familia completa se vuelve más culta independientemente que tenga algún grado escolar, el trabajo las enriquece aprendiendo temas de gastronomía, historia, idiomas, psicología, tradiciones para posteriormente poder dejar huella en su propia familia con las lecciones aprendidas en la vida laboral diaria y darles una nueva visión de la vida.

Un día un turista me preguntó si México era un país muy pobre, mi contestación nunca fue numérica referente a un ingreso promedio por persona.  Le contesté que en México a pesar que tenemos escasez de productos por falta de dinero para la vida diaria, tenemos mucha cultura y tradiciones que nos vuelven ricos y con excelentes oportunidades para independizarnos con una micro, pequeña o mediana empresa.
El sector turístico es el número uno en la sumatoria de microempresarios emprendedores con empresas de gastronomía, hospedaje, tours, guías de turistas, servicios de spa, entro otras.

La vida ha sido generosa con la fuerza femenina al enseñarnos varias actividades manuales que se pueden realizar en casa, ya que son grandes las oportunidades para elaborar productos hechos con manos mexicanas para poder comercializarlos en diferentes estados de México y a su vez el poder exportarlos.

Sería muy interesante el formar más cooperativas de mujeres talentosas que puedan difundir en México y en el mundo sus tradiciones, cultura y experiencia. “Gracias al empoderamiento de la mujer” se corregirían errores históricos y culturales que se han traducido erróneamente por falta de decodificación de la información en falta de oportunidades laborales para las mujeres. Me refiero a empoderamiento al proceso espiritual de la transformación de la mujer  para impulsar cambios, aportar la valentía necesaria a las líderes y beneficiar así a toda su comunidad.

El seguir siendo un cimiento importante en nuevas oportunidades que le brinda la vida de emprender un rol diferente que en su casa.

Está comprobado que en las organizaciones donde participan un gran número de mujeres se vuelven organizaciones más prosperas y justas, sin minimizar por su puesto la colaboración del género masculino ni tampoco el generar un sentimiento revanchista. Todo lo contrario, tenemos como resultado un  sentimiento de admiración entre los conyugues de la familia, y a su vez una familia exitosa con unos hijos igual de exitosos que los papás en unos años.

La mujer en la mayoría de los casos es la indicada para aplicar el entrenamiento de autoconsciencia para la transformación de los próximos líderes en la familia de las nuevas generaciones y las futuras empresas.

Anterior David Romero Villalobos
Siguiente Felix Petro, el artista amante de Oaxaca