Ivette de Murat. Edición Especial 2016, propósitos


image2

Ivette Murat y Fundación Arte y Manos Oaxaqueñas (AMO) comenzamos un año lleno de retos en el que queremos involucrar a cada uno de los y las oaxaqueñas para construir un Oaxaca próspero y armónico, en donde nuestros niños tengan la dicha de sonreír, nuestros jóvenes estén motivados para enfrentar la vida y los adultos tengan ganas de seguir adelante.

Sin duda alguna, el año 2015 me dejó grandes aprendizajes y crecimiento en el ámbito familiar, profesional y sobre todo en el conocimiento de lo grandioso que es mi bello estado de Oaxaca y su gente.

Culminamos el año enfrentando grandes retos y realizando el compromiso de terminar otros para este 2016, en donde cada una de nosotros aporte su granito de arena y así construyamos un mejor destino para Oaxaca.

Hoy, puedo decir que me siento orgullosa y satisfecha por todo lo que hemos logrado a lo largo del camino, desde la creación de esta fundación, que se ha convertido en parte esencial en mi vida y en la de mi familia, sin embargo la tarea que me he forjado en conjunto con mi equipo de trabajo y el voluntariado aún no culmina, pues los retos cada vez serán mayores y más gratificantes.

Fundación AMO  llegó para quedarse en cada una de las comunidades que hemos visitado, pero sobre para cambiar historias y quedarse en el corazón de cada uno de los oaxaqueños que día con día despiertan con la entereza de hacer de Oaxaca, un mejor estado.

Anterior Rodolfo Acevedo. Cumple un año más de vida
Siguiente Celestino Gómez y Gómez. Edición Especial, propósitos