Gustavo Marín


Staff Close Up/ Mabeth Aquino/ Fotografía: Daniel Zurita
Con grandes proyectos concretados y la satisfacción de haber apoyado, desde el Congreso Local, la realización de diversas obras para el bienestar de sus paisanos de Unión Hidalgo, así despide este año el político oaxaqueño Gustavo Marín Antonio.
Mejor conocido como Tavo Marín, se dijo feliz y agradecido con la vida por tener la oportunidad de respaldar diversas acciones en beneficio de los oaxaqueños, especialmente para los Istmeños.
“Es un orgullo que mis paisanos me dieron la oportunidad de servirles por tres años, porque me permitieron dar lo mejor de mí y mis conocimientos para un bienestar común”, comentó Tavo Marín.
Este 2018, el empresario y político oaxaqueño concluyó su trabajo como Diputado Local del XI, actividad que dijo le dejó grandes amigos, aprendizaje personal y profesional, además de la alegría de dejar huella en su comunidad.
“Fue un año que me permitió fortalecer lazos de amistad, los cuales perduran más allá del quehacer político. Un año que me dio la oportunidad de apoyar a mis paisanos y cerrar mi trabajo como diputado dando obra pública necesaria para el desarrollo de mi comunidad”, comentó Gustavo Marín.
En lo familiar, agradece el apoyo incondicional de su familia, que siempre le brinda ánimos para continuar con los momentos complicados y a su lado disfruta sus logros.
“La familia es un pilar importante en mi vida, gracias a ellos he alcanzado muchas metas y concretado sueños, su apoyo es mi motor y me motiva para no darme por vencido, a pesar de las dificultades de la vida”, expresó el reconocido político.
Tavo Marín invita a los oaxaqueños a mantenerse siempre unidos en familia, a preservar los valores y el trabajo comunitario, a estar cerca de sus seres queridos y demostrar su cariño.
Desea que los oaxaqueños comiencen un año lleno de amor, paz, con sueños por cumplir y mucho trabajo, lo cual se verá reflejado en un mejor estado para todos y con oportunidades para el desarrollo de cada uno.