DAVID ROMERO VILLALOBOS


David Romero

Staff Close Up/ Fotografía: Daniel Zurita

Recapitular sobre el 2016 conduce en principio al amor y la gratitud permanente a mi familia y amistades, de forma paralela a la cotidiana satisfacción de servicio en mis actividades laborales.

Ser esposo y padre es tarea diaria que se debe realizar con la mayor pureza de sentimientos y la más alta responsabilidad de vida. Ser amigo es el acto voluntario de reciprocidad sin límite a la confianza y afecto.

 

Como delegado federal de Economía, la oportunidad de servir a Oaxaca en el ámbito público también me ha prodigado conocer a más personas y fortalecer nuevas amistades.

 

Sostener ese contacto permanente con la población de nuestras regiones nos brinda un extraordinario aprendizaje de origen e identidad cultural. De igual manera, nos permite una mayor comprensión sobre el contexto y las causas de nuestra evolución social, política y económica.

 

El 2017, inicia con grandes retos en el contexto social. Afrontarlo con responsabilidad, unidad y fortaleza debe ser una tarea de todos. Este tiempo de adversidad nos debe de permitir consolidar sectores estratégicos de desarrollo y emprender nuevas oportunidades de crecimiento económico.

Anterior GUSTAVO MARÍN ANTONIO
Siguiente JUAN ENRIQUE LIRA VÁZQUEZ