DAVID ROMERO VILLALOBOS … LOS CAMBIOS SON POSITIVOS


Staff Close Up/ Fotografía: Gamaliel Pacheco

Entusiasmado y con una visión positiva, es como David Romero Villalobos visualiza a Oaxaca en los próximos años, ya que la entidad tiene el potencial para que se desarrollen de manera positiva todos los sectores económicos y sociales.

David Romero Villalobos, ingeniero bioquímico en Alimentos por el Instituto Tecnológico de Tuxtepec, actual delegado de la Secretaría de Economía, conoce el estado, sus necesidades y sobre todo, sus fortalezas.

En su caminar por la entidad, Romero Villalobos reconoce que existe una gran y favorable expectativa en cuanto al cambio político que vivirá la entidad en los próximos meses, pues los oaxaqueños saben que se consolidará un cambio que traerá consigo desarrollo.

Expresó que en la sociedad se siente optimismo, lo que alienta al sector productivo, da fuerza para pensar que la indiferencia y parálisis de los representantes políticos quedarán atrás, dando paso a proyectos de inversión que se traduzcan en empleo y crecimiento.

David  Romero destacó que Oaxaca tiene un gran potencial en materia turística, en productos frescos y de manera especial, en el sector mezcalero, cuyo impulso debe contagiar al resto de los sectores productivos para fortalecer el trabajo conjunto y la esperanza.

Confió sus expectativas positivas en cuanto a las transformaciones que se avecinan, las cuales permitirán que el sector de servicios, turismo y comercio tengan un repunte importante el próximo año.

Además, Oaxaca se verá beneficiado a partir las coincidencias del compromiso por su mejora, ya que la homologación de los gobiernos estatal y federal, logrará que los gobiernos municipales se involucren para lograr una sinergia que beneficie a todo el territorio.

Aunado a esto, Romero Villalobos, enfatizó que, gracias a la clasificación de zonas económicas, para la entidad se vislumbra un 2017 esplendoroso, con un puerto de Salina Cruz que recibirá un espectro de inversión amplio, generando una economía más dinámica.

Sin embargo, para que el cambio se logre, el conocedor de la economía estatal, comentó que la sociedad debe ser un agente de cambio, que los oaxaqueños deben ser activos y no pasivos; es decir, generar un compromiso conjunto, así como caminar hacia una misma dirección y propósito.