Carlos Hernández Silva


“El secreto está en la fuerza de voluntad, lo que no se logra con talento se enfrenta con disciplina”
Staff Close Up/ Mabeth Aquino/ Fotografía: Alaín Luna
Con disciplina y voluntad es como Carlos Agusto Hernández Silva cierra el año, un joven dedicado a la consultoría política y a los triatlones, siempre con la intención de hacer ver que los sueños son posibles de cumplir.
Aunque este año que concluyó el joven político tuvo una pérdida familiar importante, realizó dos triatlones y dos medios maratones. En lo profesional, contribuyó en proyectos productivos a favor de las familias de su municipio querido, Pinotepa Nacional.
“El secreto está en la fuerza de voluntad, lo que no se logra con talento se enfrenta con disciplina y los resultados empiezan a notarse. La batalla es con nosotros mismos, tenemos que vencer nuestros miedos y salir de la zona de confort. La disciplina es la clave del éxito.
Hay días donde la pasión no es suficiente, pero la persistencia llega a la meta”, señala Carlos Hernández Silva.
Para lograr el éxito, su día comienza desde las 5 de la mañana, despierta con un café y fruta para después realizar su rutina de ejercicio, la cual varia entre correr, nadar o utilizar la bicicleta.
“Es en ese momento cuando me doy cuenta que el día acaba de comenzar y mi corazón pulsa con fuerza por lograr mis metas”, comenta Hernández Silva.
Después de ejercitarse toma un baño, donde comienza a planear y organizar sus actividades mentalmente, para así tener un día activo, productivo y que logre cerrar las acciones planeadas.
Este 2018, para Carlos Hernández resulta importante, ya que valora cada día de vida y se esmera en darle un giro a su vida al cerrar puertas a las acciones negativas, siempre manteniendo al esperanza, la lucha y el aliento para seguir hacia adelante.
“Profesionalmente en el sector agropecuario tuve la oportunidad de aprender el valor de la siembra. Don Pedro, un hombre que ha dedicado toda su vida al campo me compartió la gran lección, de que no se deja de sembrar porque una cosecha falló, hay que ser constantes y disciplinados para tener resultados. Como dicen, siembra un hábito y cosecharás un carácter, al final tu destino”, dijo.
Entre los deseos para el 2019, están el continuar su preparación
física y académica, con la mira hacia el maratón IronMan y en triatlón realizar distancias ultras en marzo.
“Visualizo el año nuevo con unión familiar y estar siempre pendiente de quienes amamos, porque es lo más valioso que tenemos como seres humanos. Me siento contento y agradecido de estar rodeado de gente que me quiere. Una de las bendiciones que me ha dado la vida ha sido nacer en el seno de una familia unida, que siempre me ha ayudado y comparte mis objetivos”, comparte el joven y talentoso deportista.
En el ámbito profesional, desea que este año se tengan logros mayores en beneficio de su municipio, ya que se traducen en brindar apoyos y sonrisas para sus paisanos que más lo necesitan.
“Desde los cinco años, siempre fui un niño inquieto y travieso. Esa ventura jamás debemos apagarla, al contrario, es nuestra obligación alimentarla. Por eso mi anhelo es que todas y todos conserven su capacidad de asombro y curiosidad para alcanzar sus metas”, desea Carlos Agusto Hernández Silva.