ACOSO ESCOLAR O BULLYING ¿POR QUÉ EXISTE EL ACOSO ESCOLAR O BULLYING EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS?


STAFF CLOSE UP OAXACA/LIC. JAVIER JACOB JIMÉNEZ ORTEGA

 

¿ACASO ES CONSECUENCIA DE LA AUSENCIA DE PRINCIPIOS Y VALORES QUE EXISTE DENTRO DEL SENO FAMILIAR?

 

El acoso escolar también conocido como bullying, según el psicólogo escandinavo Dan Olweus, significa embestir, aunque también se ha traducido como matón a agresor, por lo que este psicólogo fue el primer estudioso en el tema a partir de los estudios realizados en los setenta sobre el suicidio de algunos adolescentes; encontró que estos jóvenes fueron víctimas de agresión física y emocional por sus compañeros de escuela: este fenómeno existe desde siempre, pero anteriormente se le consideraba una conducta normal y no un problema social.

 

De tal manera que el bullying es considerado en la actualidad un problema social. Debido a los primeros casos de suicidio que comenzaron a publicarse en los medios de comunicación se le comenzó a dar importancia a dicho fenómeno social. Particularmente en México el tema del bullying no había sido abordado de manera formal como en otros países, por lo que el primer antecedente de cifras sobre maltrato infantil escolar según las consultas juveniles e infantiles realizadas por el Instituto Federal Electoral en los años 2000 y 2003, fueron así: 32 por ciento de los menores de 15 años consultados afirmaron ser víctimas de maltrato en la escuela, más de 15 por ciento aseguró ser insultado y 13 por ciento dijo ser golpeado por sus compañeros; estadísticas que el Congreso de la Unión no tomó en cuenta para legislar sobre el acoso escolar. Sólo de manera urgente ante los casos ocurridos en Tamaulipas y Guerrero, entre otros, es que la Cámara de Diputados federal exhortó al gobierno federal y a los gobiernos estatales a lanzar la Campaña Nacional de Prevención, Atención y Erradicación del Bullying, aunque dicha campaña está enfocada en combatir un problema que genera muchos conflictos en la gran mayoría de la escuelas. Lo que resulta incuestionable, es que como siempre, las instancias dedicadas a prevenir este fenómeno social manifiestan su preocupación sólo cuando las cosas ya se salieron de control, es decir, cuando lamentable ocurre un homicidio como consecuencia del bullying.

 

En Oaxaca es necesario prevenir antes que lamentar; a pesar de que existen campañas de prevención no es suficiente para erradicarlo, el problema radica en el seno familiar, en el que prevalece la violencia, o bien, en la televisión, en la que el mensaje implícito de determinados programas de consumo frecuente entre adolescentes, exponen un modelo de proyecto vital que busca la aspiración a todo sin renunciar a nada para conseguirlo, siempre y cuando eso no signifique esforzarse o grandes trabajos, constituye otro factor de riesgo para determinados individuos; sin embargo, los expertos han llegado a la conclusión de que la violencia en los medios de comunicación tiene efectos sobre la violencia real, sobre todo entre niños. Se discute, no obstante, el tipo de efectos y su grado: si se da una imitación indiscriminada, si se da un efecto insensibilizador, si se crea una imagen de la realidad en la que se hiperboliza la incidencia de la violencia, entre otros.

 

Por otro lado, el Congreso Local del Estado debe ser sensible ante este fenómeno social, es decir, debe preocuparse por legislar y buscar el apoyo de los expertos sobre el problema para buscar los mecanismos necesarios y eficientes para erradicar el problema social que cada día aumenta más, debido a que, en ocasiones, son posteados en las redes sociales donde exhiben a las víctimas del “Bullying” y sobre todo, legislar leyes eficientes sobre la materia para garantizar la seguridad y dignidad de las víctimas que han sufrido casos de bullying; sin embargo, es necesario tomar en cuenta que el problema radica desde el seno familiar y no desde los centros escolares, debido de que los niños y adolescentes adquieren patrones de conducta que ven cuando los padres de familia ejercen actos de violencia intrafamiliar ya sean entre sí, o bien entre los padres e hijos, eso en ocasiones, ante la ausencia de valores y principios.

 

Ahora bien, algunos psicólogos y expertos en la materia, ha sugerido algunos tips para prevenir el bullying que son los siguientes:

 

1. Conoce a sus amigos y compañeros de la clase. Pregúntale cómo es la relación que tiene con ellos.

 

2. Si notas que tu hijo tiene algún rastro de violencia en su cuerpo, pregúntale en privado qué le pasó y hazle sentir confianza para que te pueda contar lo que pasó.

 

3. No le pidas a tu hijo que resuelva solo el problema y mucho menos con violencia, porque esto, lejos de solucionarlo, puede ocasionar más estrés en los niños o adolescentes.

 

4. Hazle saber que cuenta con tu apoyo y que ante cualquier ofensa acuda con alguna autoridad académica.

 

5. Cuando se detecta un caso de bullying, los padres del niño o adolescente deben trabajar conjuntamente con la escuela para resolver el problema de una forma inmediata.

 

6. Mantente informada de las medidas que se están tomando en la institución para resolver el caso y fija con las autoridades académicas un plazo para saber los resultados.

 

7. Observa en casa a tu pequeño, si tiene algunos cambios en la conducta o en alimentación es importante que te respaldes con ayuda profesional.

 

8. Mantén discreción de lo que ocurra con el seguimiento del caso, muchas veces familiares y amigos pueden cometer indiscreciones que afecten a tu pequeño.

 

9. Si el plazo que les pusiste a las autoridades académicas no se cumple y notas que tu hijo no se siente tranquilo, lo mejor es que lo cambies de escuela.

 

10. Muchos padres cometen el error de hacer que los hijos continúen sus estudios con tal de no perder el año escolar, pero lo mejor es darle al pequeño la tranquilidad y seguridad que necesita.

 

Anterior ONLY RENTA DE AUTOS...SOLUCIONES DE MOVILIDAD
Siguiente GUADALUPE CABALLERO...EL ARTE DE FUNDIRSE CON LO NATURAL